Nueva colección de librojuegos de la editorial Montena y @megustaleer

librojuegos.orgTITULO: Temple Run: «Peligro en la jungla» / «El naufragio»

COLECCIÓN: no consta

NÚMERO: no consta

AUTOR: Chase Wilder

ILUSTRADOR: Jacopo Camagni / Artful Doodlers

EDITORIAL: Montena

AÑO: 2015

PÁGINAS: 152 jugables («Peligro en la jungla») y 156 jugables («El naufragio»)

Es innegable la creciente aportación que los videojuegos están haciendo a la literatura y viceversa.

Al principio, las novelas servían para guionizar películas y, más adelante, las novelas comenzaron a escribirse incorporando efectos propios del cine (capítulos cortos y trepidantes, como los guiones de cine; sorpresas «súbitas»; descripciones visuales…). Esta misma tendencia ha llegado al mundo del juego y se está produciendo un consabido enriquecimiento mutuo en el que vemos videojuegos que pretenden reproducir juegos de tablero y librojuegos que toman ideas de los videojuegos.

librojuegos.org
Contraportada

A raíz de este pensamiento, hemos descubierto recientemente la colección «Temple Run«, editado por la Editorial Montena. Tras ponernos en contacto con Sonia Castelani, de comunicación, nos remitió un ejemplar para estudiar y analizar en esta web. Muchas gracias, Sonia, por tu apoyo.

Para los legos, os diremos que Temple Run es un juego del año 2011 en el que el jugador debe correr en todo momento a través de una serie de peligros y aventuras, como si de un Indiana Jones se tratase (ha habido secuelas y se ha vendido por billones, como podéis ver aquí).

 Este librojuego de Chase Wilder traslada es espíritu de «Temple Run» al papel siguiendo el clásico esquema de los ETPA («Elige tu propia aventura»), pensado para un público juvenil pero con ciertas innovaciones.

Actualmente, Montena ha apostado por los primeros dos títulos, «Peligro en la jungla» y «El naufragio«. Sin embargo, en inglés esta colección ya tiene varios títulos publicados, como podemos ver aquí. Confiemos que el mercado ayude y se publiquen en español los 10 títulos restantes.

El argumento de los librojuegos se puede resumir en el lema que los acompaña: «Si quieres salvar tu vida, ¡corre!«. En ellos solemos acompañar a dos grandes aventureros, Guy Dangerous (norteamericano, bravucón, muy masculino, poco inteligente pero una máquina de sobrevivir) y Scarlett Fox (entiendo que inglesa, por comentarios entre líneas, más racional que su compañero y menos impulsiva, acompañada siempre de herramientas de supervivencia). Nosotros, el jugador, no tenemos apenas trasfondo y se nos representa como un chico de unos once o doce años, aunque el texto siempre emplea la segunda persona del singular (tú, jugador). La época es actual, hoy en día, y se incluyen guiños a los adolescentes (se mencionan gustos juveniles, vas solo a la aventura con la ausencia de tus padres…).

librojuegos.orgEn los libros (independientes entre ellos pero con igual ambientación) tendremos que lidiar con una serie de peligros y aventuras, generalmente relacionadas con búsquedas de tesoros y en las que aparecen, una y otra vez, unos peligrosos monos diabólicos de cuerpo simiesco y cráneo por cara. Como he insinuado, y para que os hagáis una idea, viviremos una aventura a lo Indie Jones: tesoros, peligros, misterios, acción. Además, suelen emplearse dos o tres personajes accesorios por aventura a los que siempre aparecerán (Guy, Scarlett y el jugador). Tales personajes accesorios suelen ser importantes y podremos recorrer con ellos gran parte de la aventura.

Con estos antecedentes, es notorio que estamos ante un ETPA en el que las elecciones remiten a otras páginas y no a secciones, más orientado a un público juvenil que a un público adulto. A ello le acompaña el estilo de Chase Wilder, ameno, sencillo y dinámico, más orientado a buscar el juego que la expresión literaria o la trasmisión de un trasfondo o de valores. En una palabra, «Temple Run» quiere entretener (y doy fe que lo hace) y resultar lo más trepidante posible. Encontraremos tesoros, traiciones, amigos y dudas que resolver, como corresponde a todo librojuego juvenil que se precie. Todo esto, aderezado con humor socarrón que parodia al género de aventuras y con frases que instan a tomar elecciones rápido, muy rápido, ¡corriendo! Un aspecto que podría perfeccionar el autor, sin embargo, es el de las elecciones, ya que alguna me resultó algo caprichosa en consecuencias. Además, hay algún corte en seco argumental que, si bien no es incoherente, cambia de escena de forma un poco brusca.

Sin embargo, hay un gran acierto. En este ETPA ¡se incluyen objetos! No al extremo de tener que usar dado o ficha de personaje, cierto, pero sí hasta el punto de que la posesión de ciertos objetos permitirá (o no) la toma de algunas elecciones. Creo que es una excelente innovación que acerca, poco a poco, los librojuegos ETPA a los más elaborados para adultos. Estos objetos nos lo irán dando el resto de personajes y deberemos escoger con cuál nos quedamos, llevando solo uno en nuestra aventura.

Uno de los grandes aciertos de este librojuego es la presencia de objetos

En el librojuego podremos disfrutar de un máximo de tres elecciones, evitando el autor el empleo de una sola. Dos o tres elecciones será la tónica normal, hecho que le da mucha jugabilidad y permite al lector tener cierta capacidad de toma de decisiones y libertad de acción. Este es un hecho que siempre me ha gustado y que pienso que es fundamental en la literatura de elecciones, así que creo también que es otro buen acierto. Como dije, las elecciones remiten a otras páginas, de modo que las «escenas» de la trama variarán entre una y tres páginas, quizá algo irregular en este punto, hecho que he visto muy extendido entre los librojuegos. Eso sí, hay elecciones de sobra y, con un poco de suerte e intuición, podremos echar partidas largas en nuestro árbol de elecciones. Ni que decir tiene que hay mucha rejugabilidad y que sus «¿Quieres repetir?» invitan a ello.

Temple Run paginas 01
Objetos: yo elegí el machete de jungla de Guy Dangerous.

¿Y qué sobre la encuadernación y maquetación? Montena (seguramente justificado por los apenas 9,95 euros que cuesta el librojuego) emplea ese papel níveo que tanto cansa a la vista cuando llevamos un buen rato leyendo. ¿Tan caro es imprimir en papel ahuesado? Esto es una tendencia muy extendida que desde Librojuegos.org hemos instado siempre a cambiar. Sin embargo, a su favor diremos que la encuadernación (un A5) es de buena calidad, bien pegada y de correcto gramaje.

La editorial apuesta por una tipografía cómoda de leer, mediana, que cubre unas 22 líneas por página. Numera las páginas (y las elecciones-salto) con una fuente tipográfica que recuerda a las culturas precolombinas y que invita a la acción, pues está llena de ángulos. Creo que es muy apropiada y está bien elegida.

Otro aspecto que me llamó la atención de la estructura del librojuego como juego en sí es que en este caso el número de finales es generoso y muy variado. Pero además (aunque alguno de ellos es un poco aleatorio), ¡¡podemos morir!! Efectivamente, hay finales buenos, graciosos, neutrales y terribles. Esta filosofía «políticamente incorrecta» es, a mi entender, del todo sana. Si los chicos están acostumbrados a que los maten en los videojuegos, ¿por qué edulcorar eso en un libro? En mis sucesivas aventuras en «Temple Run» acabé ahogado, comido, destrozado, etc… Es cierto que se narra de una forma elegante, limpia y hasta graciosa, evitando lo gore. Pero que podemos morir es un hecho y un riesgo, así que elegid bien vuestras decisiones…

Por último, dos cosas: ilustraciones y una sugerencia importante.

librojuegos.orgLas ilustraciones interiores (de Artful Doodlers) son limpias y clásicas, hecho que hará las delicias de los amantes de la estética clásica de los librojuegos. El trazo es fino y, por supuesto, son en blanco y negro. Su estilo es comiquero y son todas «de paso» u ornamentales, no habiendo ilustraciones a página completa. Eso sí, está inundado, casi a una cada dos páginas. La fuerza gráfica es buena.

La portada, obra de Jacopo Camagni, es excelente. Sigue una estética de videojuego a todo color, es moderna e invita a jugar, pues refleja muy bien el clima de aventura, jungla y templos olvidados repletos de tesoros (y peligros, que todo va junto). Un detalle importante: la portada combina el mate de fondo con el brillo de los personajes, dándoles así un cierto relieve que crea una sensación de volumen (3D). Buen tanto, Montena, la estética es óptima.

Ya para acabar, debo hacer una llamada de atención, una sugerencia a algo que he echado mucho en falta. Es cierto que en la contraportada se habla de que «todo depende de ti» o de «toma el control de esta historia». Sin embargo, contrariamente a lo que recomendamos en la guía de estilo de Dédalo, en ningún lado aparece la palabra librojuego y (lo que podría ser incluso peor), no existe el clásico «aviso preliminar» que nos explica y recuerda qué es un librojuego, que no debe leerse «de corrido» y que nosotros, los jugadores, somos los protagonistas.

No creo óptimo que la aventura comience así, sin más, sin estas advertencias tan importantes para los chicos de hoy en día, que están descubriendo los librojuegos por primera vez. Desde Dédalo insistimos en la necesidad de aplicar la guía de estilo que al respecto hemos confeccionado.

Y nada más. Os conmino enfervecidamente a que compréis este libro para vuestros hijos, pues lo pasé en grande y sus pros y precios superan con creces sus poco importantes contras. Podéis encontarlo aquí:

«Temple Run»

Jaco

El responsable de que esta web funcione más o menos.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Fer Lafuente

    Gran artículo, Jaco. Solo decir que probablemente el articulo de la wikipedia se refiere a 1 billón americano = 1000 millones en el sistema decimal. Al fin y al cabo, somos unos 7000 millones de personas en la Tierra.

  2. migueldeluis

    Tendríamos que hacer algún experimento de ver si los niños realmente necesitan esa explicación o no.

Responder a migueldeluis Cancelar la respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.