Curiosidades de la Old School: «OVNI 54-40»

ovni 54-40 ETPA

Esta reseña es breve y ni siquiera podría tildarse de reseña, la verdad.

El caso es que di con este libro de «Elige tu propia aventura» por cierto comentario que leí recientemente. Cuál fue mi sorpresa al descubrir que este juego ¡incluye lo que conocemos como fake!

Efectivamente, el argumento del juego pivota sobre un secuestro que te hacen ciertos extraterrestres. Éstos, buscan un planeta llamado Última y que consideran que se encuentra en la Tierra. El caso es que a lo largo de las diferentes aventuras me escapé de ellos, me aniquilaron, me encerraron… pero nunca lograba encontrar Última, ya colaborase o me rebelase. Cuando estaba dando por hecho que era un error en el diseño o que, simplemente, el objetivo del juego era fugarse de la nave extraterrestre, llego a la última página y me encuentro lo siguiente:

ETPA OVNI 54-40

Es decir: los autores (¡malandrines!) me obligaron a jugar todas las partidas ¡haciendo trampa!, anotando las páginas en las que estuve y los caminos que elegí para, por descarte, dirigirme a la página «puerta secreta» que me diese pie a poder seguir correctamente mi aventura hacia el final considerado «óptimo».

Debo reconocer que conocía lo de las «puertas secretas» gracias a Brennan, pero jamás me hubiese planteado su existencia en un sistema ETPA que, como sabemos, son los más simplificados dentro del mundo de los librojuegos.

Poco más. Dejaros constancia de esta anécdota curiosa por si alguno (como yo) la desconocía y quiere echarle un vistazo. En los «enlaces» encontraréis una página especializada en los ETPA en donde tenéis una serie de recursos que os ayudarán a localizar este número que os comento.

Ayudadme a completar esta información, lectores, ¿alguien conoce algun librojuego más que contenga una «puerta secreta» entre sus hojas? Espero vuestros comentarios…

Jaco

El responsable de que esta web funcione más o menos.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. jose Moya

    Fue el primer librojuego que conocí, y realmente sospeché siempre que había que interpretar la página en el sentido que tú lo has hecho, es decir, en el de que es imposible llegar sin hacer trampas.

    Personalmente, cuando jugaba ocasionalmente no anotaba por dónde me había movido, pero cuando lo hacía «picado» sí me hacía un «mapa» de las salidas… como hacía al escribir librojuegos en el patio del «cole».

    Uno de mis compañeros de colegio era un auténtico «profesional» en esto y diseñó un sistema realmente enrevesado para colocar las distintas páginas en los juegos que escribía.

    1. Jaco

      Sería estupendo conocer ese sistema, José. Ya pensaré algo para el siguiente que me toque escribir jajaja… de todos modos, en digital sí que es posible evitar esa trampa.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.