“En busca de tus pesadillas”, de R.L. Stine

TITULO: Diario de una momia loca
COLECCIÓN: En busca de tus pesadillas
NÚMERO: 10
AUTOR: R.L. Stine
ILUSTRADOR: no hay
EDITORIAL: Ediciones B
AÑO: 1998
PÁGINAS: 136 jugables

Aunque Stine es un autor archiconocido  en el mundo de la literatura juvenil (debido a su enorme producción literaria de terror), pocos saben que tiene una linea propia de librojuegos que se publicó por Ediciones B allá en los finales de los años noventa del siglo XX. Luego pormenorizaré un poco en este  punto…

Encontré tres títulos en una librería de viejo y me puse a estudiarlos, pues nunca había tenido contacto con la obra de este autor tan importante y porque, además, no sabía que Ediciones B hubiese publicado librojuegos en una época donde ya había pasado un poco el boom de los de “Elige tu propia aventura” (ETPA); aunque si recordáis una reseña anterior, sospechábamos que Ediciones B había hecho alguna incursión en este género, mas no podíamos probarlo.

Lo que más llama la atención, de buenas a primeras, es la portada que diseñó en su momento la editorial. Efectivamente, aunque no se aprecia bien en la imagen, está llena de reflejos metálicos que forman un entramado anárquico. Me gustó ese diseño tan atrevido que jamás había visto en librojuegos. Ese es un punto innovador, y siempre aplaudo las innovaciones. El resto de la encuadernación, la clásica rústica de tamaño A5, con el acierto de poner el tono del papel ligeramente crema, cosa que (como señalé otras veces) ayuda mucho a la vista cuando uno lee durante bastante tiempo.

1El librojuego comienza con la conocida advertencia de que solo de ti, jugador, dependen las decisiones y lo que pueda ocurrir en esta aventura, introduciéndonos ya inmediatamente en la historia en apenas unas líneas. A partir de ahí descubrimos un librojuego con saltos por páginas al más puro estilo ETPA, con un máximo de dos decisiones, aunque la mayoría sólo es de una. Si embargo, esto que puede transmitir una sensación de pobreza y dar a entender que se hace así debido a que va dirigido un público de poca edad, resulta del todo erróneo cuando profundizamos un poco más. ¿Por qué? Porque el libro es trepidantemente dinámico, divertido, originalísimo y con una historia enormemente rica en giros, sorpresas, tramas e imaginación, cosa que Stine consigue con un lenguaje fresco, moderno y muy ágil para sus lectores, donde las páginas no suelen estar escritas más allá de la mitad y en donde aparecen varios diálogos cortos que amenizan mucho las escenas.

Como considero que esto es el principal acierto del libro, os transcribo algunos pasajes que me gustaron especialmente, a fin de que os hagáis una idea:

“Tira una moneda al aire. Si sale cara, vete a la  página 67. Si sale cruz, vete a la página 17”

“Intenta dejar de temblar mientras te diriges a la página 94”

“¿Una cita? Oh, oh… Piensa rápido en la página 99”

“Intenta la siguiente maniobra de distracción: vete a la página 56, luego a la 92, luego a la 103, luego a la 24 y luego de nuevo a la 56. ¡No leas esas páginas, tonto! Solo pásalas. Quizá eso confunda a quienquiera que te siga. Luego deslízate a la página 52 y averigua si has conseguido despistarlos” (esto SI es verdadera interacción con el lector, ¿verdad?).

Y la mejor… “-Aunque no tenga el diario, puedo devolverte la vida-dices […] Bueno, puedes con una condición. Solo si has leído el volumen de PESADILLAS El retorno de la momia y recuerdas el cántico secreto…” (¡Stine te da la opción de salvarte si has leído otro de sus libros anteriormente!).

dosEn cuanto a las ilustraciones, el libro es muy pobre. Solo recoge dos, sencillísimas, casi esquemáticas, usadas como pistas. Una lástima en este aspecto, que un libro tan divertido y ameno falle en este punto. Sin embargo, soprendentemente, introduce una innovación respecto a muchos librojuegos de corte ETPA: presenta un mapa que puedes consultar puntualmente y volver a tu aventura en el punto en el que te quedaste. Esta idea, contrariamente a lo que parece, no es algo que se viese a menudo en los librojuegos infantiles de esa época. Aquí, Ediciones B acertó incluyendo un elemento a mayores de la propia toma de decisiones.

Algo que se anuncia vistosamente en la portada es la existencia de 20 finales, cosa que es cierta y que además, introduce otro giro interesante: hay fines regulares, buenos y malos, casi a partes iguales. Entendemos “regulares” por los fines buenos pero no óptimos, es decir, no te pasa algo terrible pero la aventura no terminó perfecta. Esto es un lujo generoso de finales (no muchos librojuegos tienen 20) y de opciones de desenlace de la historia.

Para acabar, como dije al principio, quería hacer un comentario sobre Stine. Este escritor, muy fecundo y de arrollador éxito, llegó a publicar en esta colección hasta 26 títulos que os transcribiré abajo. Su fama es abrumadora entre el público joven y, una vez lo he leído, doy fe de su enorme calidad. Esta colección de Ediciones B me ha parecido un descubrimiento formidable que (salvo el aspecto de las ilustraciones, mejorable), podría tachar de casi impecable.

1- “La feria de los horrores”

2- “Tic, tac, muere!”

3- “La mansión del murciélago”

4-” Los experimentos mortales del Dr. Eeek”

5- “Noche en el bosque del hombre lobo”

6- “Cuidado con la mermelada púrpura”

7- “Bajo el embrujo del mago”

8- “La maldición del ataúd”

9- “El caballero de la armadura gimiente”

10- “Diario de una momia loca”

11- “En las profundidades de la jungla maldita”

12- “El museo de cera del terror”

13- “El grito del genio diabólico”

14- “El siniestro profesor Shock”

15- “¡No des de comer al vampiro!”

16- “La abuela agente secreto”

17- “La terrorífica tienda de cómics”

18- “El ataque de la niñera”

19- “Huida del campamento”

20- “Los juguetes del mal”

21- “La tenebrosa historia de la isla Tiki”

22- “Retorno a la feria de los horrores”

23- “Perdidos en el ciberespacio”

24- “El pantano hediondo”

25- “¡Compra hasta caer muerto!”

26- “Solo en el cañón de la serpiente”

Jaco

El responsable de que esta web funcione más o menos.

Esta entrada tiene 5 comentarios

  1. Ahora mismo estoy investigando sobre estos volúmenes para la base de datos, y una cosa curiosa que me he encontrado es que hay quien cree que Stine no los escribió todos, ya que, dicen , los hay de estilos muy distintos. Vamos, que piensan que algunos fueron escritos por “negros”.

  2. Antxon

    En su día disfruté de un par de ellos, el 3 y el 4

  3. Kevin

    Hola, Cabrias donde podría descargar alguno de estos libros en PDF? Donde de vivo son muy escasos 🙁

Responder a Fer Lafuente Cancelar la respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.